LUNADERAL

Monday, March 20, 2006


Este ojo
permanece enfermo, hinchado, rojo y peque�o�
ve nebulosas,
tan diferente al otro
se escapa, se esconde del humo�
contin�a recorriendo los caminos de este templo profundo y laber�ntico
surcando el cristalino umbral de lo silvestre.
Este ojo
distante se queja,
movi�ndose entre cuerpos sinuosamente brillantes�
profanos - como este deseo que me inquieta-
como este ojo
que me ciega lateralmente
que se ha vuelto el compa�ero que me falta,
el que est� muerto
el que est� quieto�
Del otro lado falta la informaci�n complementaria,
del otro lado solo est� el reflejo l�gubre
la percepci�n con el cuello torcido y los hombros desgarrados�
ah� es
donde se rompe la nube
se pierde mi opini�n
explota el presente que pasa�
Este ojo
sigue siendo tan in�til, como la verdad no cre�da�
tan ingenuo, como un grito en la muerte�
tan primitivo, como lo desconocido (la succi�n).
La direcci�n en giros,
no cambia nada�
la totalidad se pierde entre su absoluto�
lo primero inexistente frente al desorden concreto,
aqu� se cae el gesto,
se hace insostenible,
se prolonga lo incompleto soberano�
se enceguese al mirar su propia ceguera
se extingue frente a su imperfecci�n.
 Posted by Picasa

1 Comments:

Blogger Lunaderal said...

...para mirar y no dejar de mirar...

8:00 AM  

Post a Comment

<< Home